jueves, 18 de marzo de 2010

FRIEDRICH HÖLDERLIN

el mur


(Alemania - 1770 - 1843).  Las fotos de época, muestran a un hombre de extrema delgadez, larga cabellera blanca. Friedrich Hölderlin.  El poeta vivió sus últimos cuarenta años en un estado -dicen - cercano a la locura, en Alemania. Y allí, en Tubingen, cerca del río Neckar, en compañía de un ebanista que lo cuidó hasta el día de su muerte, logró un estado de renovación espiritual amando la naturaleza, la verdad.  Poesía plagada de simbología que oscila entre la realidad y la abstracción, son, en su mayoría, elegías o himnos a la humanidad, al pan, al vino, al cristianismo, a la no violencia.  Esto hace que su poesía sea esencial, tenga esencia, madurez, filosofía, raíces. Que sobreviva al paso del tiempo, que sea presente y pasado, recogimiento y evocación.  Obras: "Hiperión" "Himnos de Tubinga" "Elegías" "Odas". Susana Zazzetti.
 
        CANTO DEL DESTINO DE HIPERION
 
Vagáis arriba en la luz,
en blando suelo, ¡ genios felices!.
Brisas de Dios, radiantes.
Suaves os rozan
como los dedos de la artista
las cuerdas santas.
 
Sin sino, como infantes
que duermen, respiran los dioses;
resplandecen
en casto capullo guardados
sus espíritus
eternamente.
Y en sus ojos beatos
brilla tranquilo
fulgor perpetuo.
 
Mas no nos es dado
en sitio alguno posar.
Vacilan y caen
los hombres sufrientes,
ciegos, de una
hora en la otra,
como aguas de roca
en roca lanzados,
eternamente hacia lo incierto.
 
 
        ELCONSENSO PUBLICO
 
¿No es más bella la vida de mi corazón
desde que amo? ¿Por qué me distinguiáis más
cuando yo era arrogante y arisco,
más locuaz y más vacío?
 
¡Ah! la muchedumbre prefiere lo que se cotiza,
las almas serviles sólo respetan lo violento.
Únicamente creen en lo divino
aquellos que también lo son.
 
     de "Antología de la poesía universal"
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada