sábado, 8 de octubre de 2011

Nora Patricia Nardo


NORA PATRICIA NARDO


El 17 de Diciembre de 2010, dentro del marco  del Café Literario “Antonio Aliberti”, se presentó el libro “Relatos de la piel”, de Nora Patricia Nardo, Jefa de Redacción y Responsable de la Sección Educación de “Generación Abierta”.
Coincidiendo con el cierre del ciclo 2010 de dicho espacio literario y ante una gran concurrencia de público que desbordó las instalaciones del lugar-Café Montserrat, San José 524- familiares, amigos y compañeros de ruta de la poeta, la acompañaron en un clima de gran calidez, en la presentación de su primer poemario. Se refirieron a la obra, los poetas Nina Thurler y Luis Raúl Calvo, autor del prólogo del libro.
Para Nina Thurler,  “…La poesía de Nora invita a entrar en su intimidad, a menudo como si se tratara de un monólogo de un “yo” desglosado entre la poeta y su entorno, o un diálogo consigo misma, permitiendo que se filtren de cuando en cuando expresiones relampagueantes, alivianando las sombras.
Yo creo que lo que otorga mayor validez a este conjunto de poemas es el tono casi imperturbable, con ritmo lento, con sonido apagado, características que se vinculan y confluyen para ofrecer la visión de un espíritu sereno, sin alteraciones, sin rispideces, sin notas discordantes.
Toda la poesía de Nora está teñida de un innegable intimismo-factor recurrente siempre en los primeros libros de un poeta- y hay un yo contenido entre su expresión y su emotividad, con un referente constante de un mundo interior que sobre la reflexión poética muestra un ámbito de luz y de nuevo la melancolía ante el paso del tiempo, la infancia perdida, las ausencias queridas y que Nora deja ver como un “yo” viviente inmerso en el fluir del tiempo.
No puede dejar de mencionarse el velo metafísico y esotérico que exhibe el pensamiento de Nora en la indagación de los misterios que han preocupado desde siempre a la humanidad.
En Nora surge como cosa natural la seguridad de la vida después de la muerte, esa concepción nos recuerda aquello que manifestaba permanentemente el viejo patriarca de Manhattan, Walt Whitman quien decía “La muerte es tan sólo un cambio de sitio” o “¿Alguien ha pensado que nacer es una ventura?  Me apresuro a manifestar que morir es igualmente venturoso y más feliz. Yo lo se”.  Nosotros desde aquí reafirmamos esa convicción, propia de los espíritus sensibles, como el de Nora Nardo”.
A su vez, Luis Raúl Calvo señala que “…Si algo caracteriza este libro primigenio, es la evocación de hechos y situaciones vividas que gravitaron en su infancia y juventud dejando su marca, su estigma. Todo esto le confiere a esta obra un tono autobiográfico, cuya simbología nos hace pensar en la necesidad, como de quedar a mano con su propia historia y con la de aquellos seres, que en ella han tenido honda gravitación.
Este primer poemario de Nora Patricia Nardo, en principio nos remite a los orígenes de nuestras vidas. No es casual que el primer poema –”Huellas”-, haga alusión al útero materno, a la necesidad de un regreso a esas primeras sensaciones placenteras. Ella nos lo dice así:
“Regresar al útero de la madre/ encontrar allí el 
abrigo de nuestros olvidos…
recuerdos que aún no han sido velados…”
“Relatos de la piel” es un bello tributo a los seres amados, aquellos que ya han partido físicamente pero cuya estela permanece viviente en nuestros corazones, ya que sus vibraciones y emanaciones se han enraizado en los recuerdos.
Como en el poema “Nuestra alianza”, dedicado a su padre: “… El Dante acaricia tu presencia/ y el ocaso celebra nuestra alianza. / Entre vos y yo, la eternidad”.
Celebramos la aparición de este primer libro de poesía  de Nora Patricia Nardo.
Tal vez, como decíamos anteriormente, una deuda que tenía consigo mismo y que ha saldado exitosamente, a través de estos “Relatos…” que se hacen carne en nosotros, lectores de esta sutil y perspicaz aventura creada por su autora.”


Nora Patricia Nardo

Huellas


Regresar al útero de la madre
encontrar allí
el abrigo de nuestros olvidos…
recuerdos que aún no han sido velados…


Dar forma, ordenar el caos,
hasta movilizar las ataduras
y apaciguar este vacío.



Perturbación

 No es la fugacidad del tiempo
lo que opaca nuestros días sino
el tedio de tanta quietud


El vértigo de los días
se hunde  

el instante en fuga
flagela la memoria

y ese rostro…

 nos devuelve el espejo.



Días Felices


En los días de lluvia
nos sentábamos
en el escalón más
alto del pórtico.

Con nuestras
destrezas, armábamos
barquitos de papel
sin advertir los
pesares del agua.

Así
 se nos iba la infancia
abrazados a los días felices.


Noches mágicas

A mi hermana


Todas las noches
el Ángel de la Guarda
presenciaba
nuestra ceremonia
de
 manos unidas
en un mágico
encuentro.


El devenir

Entre sorbo y  sorbo
se deshilacha la piel.

  Esa crueldad
a la que fuimos condenados
sucede en la intemperie
de la vejez.

No hay tregua,
la primavera
 es una estación
muy breve en la vida
una ocasión…




Ausencia

Al recuerdo de mis amig@s


Ese sombrío gris
marca  tu ausencia

las  horas se hunden
 en una  oscuridad  abismal

la tristeza traspasa  el corazón.

El fatídico negro 
asoma

en el sagrado refugio
de los recuerdos.



Nuestra alianza

 “Hasta una pluma que vuela
 puede dibujar tu figura…”
Eugenio Montale
                                     

  A mi padre


Bajo el manto azul
el crepúsculo
nos encuentra brincando.


El Dante acaricia tu presencia
y el ocaso celebra nuestro alianza.

Entre vos y yo, la eternidad.



Sombras del alma



Los fantasmas
arrecian 
cuando la luna
atesora las miserias.

 No son el cuco
ni el hombre de la bolsa
sino verdaderos monstruos
que asedian sin
dar respiro.

 Ni una  canción de cuna
ni un  espantapájaros
 apaciguan
las sombras del alma.



Más allá

                                                                  A mi abuela Catalina


Ella
que habitó
 más allá del mar
y la tierra.


Atravesó  los océanos
en un largo viaje
 con el sabor  amargo
del destierro
buscando tal vez
 el paraíso perdido.



Los relatos de tu piel

A mi abuela Ángela


Los días de mi infancia
solían ser más calidos.

Me mecía  en tus brazos
acurrucada
a los relatos de tu piel.

Mágicamente  en el patio
de azucenas y malvones

milagrosas fábulas
cubrían el atardecer.



Palabras


Tus sonidos me reciben
me albergan
 me perturban.


Tus palabras me moldean
me apaciguan
 me ahogan.


Pero tus sonidos y tus palabras

me obsesionan
me liberan
me completan
 me redimen…
 Violencia


Esa mujer
teje y desteje
el entramado
de sus sueños.


Una nueva cicatriz
marca
 la historia de  su piel.


Tiernas Marcas

A mi madre


Transita
 en los intervalos
de cada acto de su vida.


Sin abandonar sus sueños
 arma el entramado de su
biografía.

Suspira el arco iris…

Abriga   con sus palabras

deja bellas y tiernas  marcas…


Acto Sublime

Abrochados a la pasión
esos cuerpos jadean
 al compás del deseo.

En ese acto sublime
las luciérnagas desafían
 a las estrellas
 un torrente de savia
 cubre los pliegues de la piel.

ºººººººººººº

16 comentarios:

  1. Excelente descripción y profundo análisis realizados por los poetas Nina Thurler y Luis Raúl Calvo acerca del libro "Relatos de la Piel" de Nora Patricia Nardo.

    ResponderEliminar
  2. Bellos poemas , encuentro en ellos ,metamorfoseada, la contadicción vida -muerte.
    Gracoas
    amelia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amelia
      Gracias por tu lectura y tus comentarios
      Nora

      Eliminar
  3. Bienvenida Nora Patricia Nardo a nuestras páginas de la mano de Luis Jorge Calvo. Son Ustedes dos difusores de poesía, literatura, arte, música y todo lo atinente a cultura. Los poemas de Nora son dedicatorias que acarician recuerdos e instantes que se imbrican con evocaciones inolvidables.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Andrés Aldao y a toda la gente de Artesanías Literarias, por dar a conocer mis poemas en esta valiosa publicación, por la calidez de las apreciaciones y por compartir tantas utopías. Mis cariños y felicitaciones por la labor realizada. Nora Patricia Nardo

    ResponderEliminar
  5. Generosos poemas desde la intimidad de su yo con la simpleza de una poética abierta que se escurre por la piel del lector como cálida savia.

    Bienvenida
    Celmiro Koryto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Celmiro por leer mis poemas y dejar tan bello comentario.
      Nora

      Eliminar
  6. Poemas que nos retrotraen a nuestros recuerdos más primitivos, felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegra que así sea.
      Nora

      Eliminar
  7. Bellos poemas que nos hablan de una sensibilidad muy especial. Gracias por tener este espacio para poder disfrutarlos. Analía Estevez, Córdoba, Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra tus comentarios Analía.
      Cariños
      Nora

      Eliminar
  8. Felicitaciones por los hermosos poemas, en los cuales me siento reflejado. Muchos saludos

    ResponderEliminar
  9. hermosa nora...te conoci en punta del este con tu mamá. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría saber que nos recordás.
      Mis cariños
      Nora

      Eliminar
  10. Buenas, buenisimo el blog. Hay algun mail para comunicarme con Nora Personalmente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi mail es noranardo@hotmail.com

      Eliminar