sábado, 1 de diciembre de 2012

Ime Biassoni







Ime Biassoni, fundó el Conservatorio “Luz y Lorca”. Tiene editados varios libros y Opúsculos y trabajos publicados en 38 Antologías y en revistas nacionales e internacionales. Organizó Ferias de Libros y certámenes de poesía ilustrada. Creó los nuevos Juglares, únicos en el país que ponen a la poesía en movimiento. Participó activamente en Congresos en Argentina, Puerto Rico, Chile, México, España, Ecuador, Perú, Hungría, Taiwán, Kenosha, EE.UU. e Israel. Participó en la inauguración de la biblioteca “Huari, ventana cultural andina, en Perú. Poeta cofundadora del primer Museo de la poesía manuscrita en La Carolina, Argentina. Varios premios.

        Aquí no se trata de ningunear, la torre está más arriba del menosprecio...

Un sol que arda...

No quiero escribir para no decir nada
quiero gritar lo que me incomoda
y acelerar latidos que aman.

La vida vale mucho más que un misil
que los miedos y los enojos
y vivir sobre angustias quiebra
anula el verdadero sentir.

No hay amor, reina la mentira
y el dolor avanza en ecos
para desatar preguntas conocidas
¿hasta cuándo? ¿por qué destruir armonías?

El viento mastica las lujurias
el dolor se hincha y no cesa
y yo aquí, del otro lado, sentada
sólo orando, meditando...

La Tierra es amplia y generosa
gusanos los hombres en contra de paz
reventando un pedazo de este mundo
que desea vivir como los demás.

Israel dolida y sufriente
Tierra de bendiciones Jerusalén
te mereces un nuevo sol
que arda hasta quemar injurias              
y despierte en todos el valor por el amor.

4 comentarios:

  1. Gracias querida Ime. Tu poema arde!! Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amelia, gracias, es siempre un placer saber que estás...

      Eliminar
  2. Un poema que incomoda por la verdad, por la defensa auténtica de la paz, por el repudio a la mentira.
    Inmenso placer encontrarte aqui, Ime, con tus letras bellas y plenas de sentido.
    Felicitaciones y cariños.
    MARITA RAGOZZA

    ResponderEliminar
  3. Desde el ojo de la tormenta aprecio a la poeta por abogar por la bendita paz que nos pertenece al luchar por una simple verdad, que ardan las injusticias.
    Saludos
    Celmiro Koryto

    ResponderEliminar